viernes, 23 de diciembre de 2011

Despues de mi desaparición...

Hace ya casi un año abri este blog y despues de un par de entradas, me desaparecí. Y no es porque haya dejado mi intento de hacer mi huerto en la azotea, de hecho fuí más alla y tuve un año muy movido en lo que a huertos urbanos se refiere. En asociacion con Ecotienda Guadalajara empezamos a impartir unos talleres de produccion de hortalizas en espacios reducidos, establecí varios huertos piloto en azoteas dentro de la Zona Metropolitana de Guadalajara y por supuesto he llevado a cabo mis pruebas en la azotea de mi edificio y en las escaleras, ademas de en la caja de mi camioneta (cuando no hay espacio... donde sea es bueno). He acumulado material gráfico y experiencia como para ahora si, actualizar constantemente este blog.

viernes, 7 de enero de 2011

La granja del pez

Hace un mes estuve comiendo en un restaurante que se llama La granja del pez, tienen un concepto interesante, como su nombre lo indica, es en verdad una granja de peces, producen tilapia, bagre y una especie de langosta que no recuerdo el nombre; con el agua en la que crían los peces “alimentan” plantas como lechuga, apio, fresas, tomates entre otras hortalizas mediante un sistema llamado acuaponia, después de haber pasado por el filtrado de las raíces, el agua es devuelta a los estanques de peces y el ciclo se repite se podría decir que infinitamente. Es la unión de la hidroponia y la acuicultura, en vez de nutrir las plantas con mezclas químicas, estas son nutridas con los desechos de los peces, por lo que es posible producir hortalizas completamente orgánicas, además de ser uno de los sistemas mas sustentables de producción tanto de proteína animal como hortalizas.
El caso es que el restaurante ofrece un recorrido por las instalaciones para explicar como funciona su sistema y cuando terminó el recorrido tuve la oportunidad de platicar con uno de los socios de la cooperativa de producción, el Ing. Carlos León de la empresa Bofish, de esa plática surgió la oportunidad de unirme al grupo, apoyando en la parte de producción de hortalizas en cajas de autoriego ya que ellos han tenido una aproximación anterior a estas cajas, pero no le dieron seguimiento por falta de personal capacitado. La propuesta fue echar a andar esa parte del proyecto y desarrollar una azotea productiva a manera de “ejemplo” para eventualmente funcionar como una especie de centro de agricultura urbana en donde se puedan dar cursos y talleres (ya dan unos sobre hidroponia, acuaponia y acuicultura). Por supuesto que la idea me parece fantástica, así que ayer fui a tomar medidas de la azotea y del área destinada para la producción en cajas.

                                                                  La granja del pez
                                                                   
                                                     Espacio para producir en cajas
                                          Esta es la caja de autoriego, la versión de Earthbox.®
Esta va a ser una caja de autoriego versión mexicana.

Esta es la azotea que queremos hacer productiva.

El área destinada a la producción en cajas tendrá unos 60 m2, ademas de las cajas se pretende echar a andar un sistema hidroponico y el área de la azotea es de aproximadamente 50 m2, así que como ven es un buen espacio para hacer algo interesante.
Este proyecto lo llevaré a la par con mi intento en la azotea de mis suegros e igualmente postearé los avances.
Por cierto, en el restaurante sirven unos mariscos bastante sabrosos.









miércoles, 5 de enero de 2011

Expectativas

Antes de continuar con mi proyecto de tener un huerto de azotea, es necesario aclarar un tema que a mi parecer es de suma importancia para la continuidad del huerto: las expectativas.
He escuchado a personas que después de salir de un curso o taller de agricultura urbana decir que van a producir TODO lo que necesitan, cientos de kilos de producción y todo en el jardín o en su azotea. Probablemente si lo logren, pero es una realidad que como toda empresa en la vida es necesario analizar que es lo que se tiene y que se puede hacer con ello, para de esta manera no generarse expectativas fuera de la realidad y que mas adelante los resultados no sean los que se imaginaron y terminen por abandonar.
Es por eso que para cualquier iniciado en esto de los huertos en casa, como yo, en necesario establecerse metas realistas (suena como a iniciar una micro empresa y hasta cierto punto lo es). En mi caso, dispongo de 100m2 pero solo iniciare con 15m2, tal vez no me de para alimentar a mi familia completamente, pero me permitirá experimentar, tomar confianza y lo poco que siembre cuidarlo al grado de que genere la mejor cosecha posible y que esto me motive a cultivar una mayor superficie, pero siempre con metas realistas.

En resumen:
analicen con que cuentan (espacio, materiales, TIEMPO);
en base a ello, póngase una meta real (no importa si solo en una plantita de chiles) que crean que pueden realizar;
y muy importante, no tengan miedo de experimentar, tal vez al principio no se les darán los mejores ejemplares, pero con el tiempo y la practica mejoraran y mucho.

Suerte!!.

martes, 4 de enero de 2011

El inicio

¿Cuáles son las motivaciones que llevan a las personas a sembrar su propio alimento? Tal vez sea para ahorrar, para poder cultivar un huerto orgánico, para tener una actividad física, por necesidad o porque la agricultura urbana esta de moda; cualquiera que sea el motivo, sembrar un huerto en la ciudad es bueno, ya que es una de las actividades más gratificantes, benéficas para la salud y el medio ambiente.
¿Qué es lo que me motiva a iniciar mi cultivo? Extrañamente el primero de mis motivos es la curiosidad, aún cuando ya he sembrado con anterioridad, lo he hecho en  terrenos agrícolas fuera de la zona metropolitana y nunca dentro del ambiente urbano y mucho menos en mi casa.
Pero a que es lo que se enfrenta una apersona que vive en la ciudad y quiere cultivar? Voy a contestar a esta pregunta con mi experiencia (no podría ser de otra manera), para empezar vivo en un departamentito de cuando mucho 50 m2 en un segundo piso y no entra luz suficiente por lo que mis opciones son muy escasas si no es que nulas. La primera solución que vino a mi mente fue la azotea de mi edificio y esto es lo que hay:
                                                  
                                       
                                       
A favor:
contaría con aproximadamente 80 m2 de superficie.
Dos depósitos de agua.
Contras:
No es MI azotea, tendria que pedirles permiso a los dueños de los dos últimos departamentos.
Las cajas o las hortalizas en cualquier momento pueden ser robadas (triste pero así es)
Posible molestia a los vecinos al manipular las cajas y el riego.
Veredicto: Negativo

Mi segunda opción es la casa de mis suegros...no sin antes haber pedido permiso (entiéndase, negociado), y esto es lo que hay:
               
                                      
                                      
                                      
El jardín de la cochera no es de mi gusto para iniciar una empresa de esta naturaleza, ya que para empezar, la poca tierra que tiene (esta sobre una cisterna) es de muy baja calidad y la profundidad no es la mínima necesaria para sostener un cultivo, ademas de que no creo que a mis suegros les agrade mucho la idea de ceder esa parte de su casa.
La azotea de la casa de mis suegros es un cuento completamente distinto al de mi edificio; aún cuando acá tampoco hay división entre azoteas, se que al menos las 4 casas que rodean a la de mis suegros no cuentan con niños o adolescentes curiosos y por supuesto no hay acceso libre a la azotea. La superficie disponible ronda los 100 m2 aunque inicialmente solo utilizare 15 m2, cantidad suficiente para iniciar con mis pruebas de cultivo en cajas de autorriego (en otro post, explicaré lo de estas cajas), contaría con un deposito de agua, la única desventaja que hasta este momento veo, es la accesibilidad a la azotea ya que para subir solo es a través de una escalera completamente vertical pegada a la pared, sin mucho margen de maniobra para poder subir todos los materiales necesarios.
Resuelto el problema del espacio, surge un nuevo problema, si quiero sembrar en la azotea, que técnica utilizar? Porque como cualquiera se da cuenta, en la azotea no hay tierra, algunos podrán decir - ya hay un montón de materiales para aplicar sobre la azotea que te permitirían poner tierra y así sembrar casi lo que quieras-, esto es cierto, pero cuál es el costo y otra cosa más, no cualquier azotea es capaz de soportar todas esas capas de membranas, grava, tierra, plantas y lo que se acumule. Así que cómo hacer para poder cultivar mi pequeño huerto en la azotea sin que el costo sea prohibitivo y que ademas no se dañe la estructura de mi casa (bueno, la de mis suegros), mi solución y ya muchos lo hacen desde hace mucho tiempo, son los contenedores o si prefieres llamarles macetas, bolsas, tambos, llantas, etc. Ya mucha gente que no tiene tierra en donde sembrar, pero si muchas ganas de ver verdes sus patios, terrazas, balcones y ahora azoteas, ha utilizado las macetas pero más que otra cosa para sembrar ornamentales. Esas mismas macetas y otros contenedores pueden ser utilizadas para sembrar hortalizas, hierbas para la cocina y flores comestibles.
Ok, problema de la tierra resuelto pero y ahora que onda con el tiempo? Qué pasa si soy una persona que trabaja de 9 a 2 y de 4 a 7 o que simplemente mis actividades no me permiten estar al pendiente de mi cultivo? Bueno, eso no es un problema, para eso está el autorriego (término que también después desmenuzaré).


A esta mimosa la "regué" hace 3 semanas y no lo he vuelto a hacer, lo cual logré reutilizando una botella pet de 1.5 litros y modificandola para que tuviera un deposito de agua y un "popote" por donde el sustrato esta en contacto con el agua y esta sube por capilaridad (esa cosa de física que nos enseñaron en la secundaria y que siempre nos preguntamos para que nos serviría aprenderlo), lo que hace que el agua nunca le falte a la planta ya que funciona como una especie de "bomba de agua". Y es este sistema el que pretendo adaptar para cultivar mi huerto en la azotea de mis suegros (hay que darles su crédito). Así en teoria, si logro adaptar este sistema a un contenedor lo suficientemente grande para albergar una planta de tomate, o lechuga o chile podria regar una vez a la semana o cuando mínimo cada tres dias, diganme que no podrian dedicarle una hora o menos a la semana a sus cultivos.
Insisto, en teoría esta resuelta la cuestión del tiempo, pero eso lo iremos viendo conforme avance en mi intento de establecer mi primer huerto de azotea.
Se que a cada persona le surgen inconvenientes distintos, los anteriores son los que a mi me han surgido y si a ti, desconocido lector (espero que con el tiempo nos vayamos conociendo), te has detenido por algún inconveniente distinto a los míos (tal vez decida, la más frecuente), no dudes en comentarlo y juntos veremos como resolverlo.
 P.D Así como mucha gente tuvo el propósito de adelgazar metiéndose a un gimnasio, dejar de fumar, ya no ver tantas telenovelas, ser menos metiche, etc, el mio, además de alguno de los anteriores (si si, dejar de ver novelas), fue iniciar mi huerto de azotea, al menos el permiso y las ganas las tengo, deseo de todo corazón no desinflarme después del primer mes como todas esas veces que me inscribí al gym.

Saludos.